Guia de turismo y servicios de Formentera.
Facebook Ibiza Twitter Ibiza
Buscar disponibilidad:
 
Castellano | Català | English | Italiano | Français | Deutsch | Portuguese   
    iniciar sesión      nuevo usuario    
   
inicio
reserva billetes
discotecas
cómo llegar
Vuelos
info visitante
ferrys
FaceBook
golf ibiza
puertos deportivos
ibiza bus
sanidad
consulados
relax
spa
náutica
semana fotosub Formentera
cámara hiperbárica
charter
buceo
puertos deportivos
patrimonio
cultura
museos
ibiza mítica
economía
arquitectura
gastronomía
ibiza noche
playas
ibiza sur
ibiza ciudad
ibiza poniente
ibiza norte
ibiza oriental
geografía
Isla de Espalmador
isla de Formentera
formentera birding
clima
flora/fauna
pueblos
reserva marina
isla de Menorca
historia
SERVICIOS


+info:
Mallorca
Menorca
Formentera
El Hierro
La Gomera
La Palma
Lanzarote
Tenerife
Fuerteventura
Gran Canaria
 
 



Offers online reservations Formentera island, lodging, apartments, moto rent, rent a car.

// publicidad





Ibiza a través de sus nombres   

Si es la historia lo que da carácter a un pueblo; es Ibiza un carácter forjado de la historia de múltiples pueblos.

Los primeros rastros de poblados autóctonos de Ibiza, y aun no sabiendo si eran iberos, celtas o…, se sitúan hacia en año 1600 a. C., así lo demuestran los hallazgos arqueológicos de restos cerámicos en la COVA DES CUIERAM, entre San Juan y San Vicente; las pinturas rupestres de SA COVA DES VI DE SES FONTANELLES, cercano a San Antonio, así como los sepulcros pétreos de CAN SARGENT, en Ses Salines.

Ibiza se convirtió en un punto estratégico en la encrucijada comercial de pueblos que hoy serían considerados potencias económicas: griegos y fenicios recalaban en las costas de esta pequeña isla del este Mediterráneo para su abastecimiento.
A los griegos debemos el primer nombre conocido: PITIUSAS, así fueron denominadas las islas menores del archipiélago Balear, Ibiza y Formentera: tierras de pinos.

IBOSIM
Pero fueron los fenicios quienes consideraron a Ibiza el lugar adecuado para recalar durante sus travesías hacía los más importantes destinos comerciales, para su aprovisionamiento; llegando incluso a crear sus propias factorías, un ejemplo es la fabricación del "garun" una pasta de deshechos de pescado, para alimento de las tripulaciones.
Siendo ya Cartagena reino independiente de los fenicios de Tiro, fundaron Ibosim (Ibiza), hacia el año 654 a. C.
El nacimiento de Ibiza como ciudad estaba justificado doblemente: como puerto y como fortaleza.
Como puerto era punto de paso para todas las mercancías que provenían de Tartessos, del norte de Africa y de Inglaterra.
Como fortaleza, contaba con una importante presencia militar, que aseguraba el derecho exclusivo de los bienes que prodigaba la isla para las naves cartaginesas.
De todos los frutos que producía la isla (plomo, alimentos del campo, cerámica, madera…), el más preciado era la sal, que les servía para conservar los alimentos en las largas rutas marítimas.
Si los cartagineses se aprovechaban materialmente de la colonia, como metrópoli también hizo sus aportaciones económicas y culturales. Se crea el olivo del injerto con una planta ibicenca, y nace la industria naval.
Se estableció el lenguaje púnico (dialecto fenicio-cartaginés), así como su religión y todos los dioses y ritos ligados a ella. El dios Bees y la diosa Astarté dioses del amor y la felicidad, esta última quedaría en Ibiza como Tanit nombre por el que aun hoy es conocida. Al dios Bees debe Ibiza su nombre, Ibosim.

EBESUS
Con la expansión del imperio romano llegó la lucha de poder y con ello la derrota y desaparición del imperio cartaginés, a través de las guerras púnicas.
Hacia el año 146 a. C. Cornelio Escipión venció al general Anibal.
El nuevo imperio romano fue consciente de la ventajosa posición territorial en el Mediterráneo de las islas Pitiusas, además de ser consideradas tierras de abundancia y fertilidad. La adhesión de éstas a la nueva metrópoli, se hizo de manera pacífica, a través de pactos. Las islas no tuvieron que enviar a sus hombres a la legión militar, aunque los ibicencos crearon sus propias tropas para la defensa de sus territorios. También se libraron del pago de tributos a Roma.
Ibiza prosiguió con la explotación minera del plomo y de la sal, además de las industrias de pesca y alimentación para el suministro del imperio.
Fueron seis siglos de dominación romana, pero la estructura de la ciudad no cambió en esencia.
De la época romana nos quedan muestras de las monedas acuñadas en el siglo I, en la cara las efigies de Augusto, Calígula y Claudio, y en la cruz el dios Cabiro Eshmun, versión romana del dios fenicio Bees. También romano es el puente de Sta. Eulalia.
Hacia el año 70 Ibiza deja de ser provincia independiente de Roma para pasar a ser municipio de Hispania (España).

En el siglo III coincidiendo con la creciente debilidad del imperio romano otros pueblos se hacen fuertes y poderosos.
Ebusus, próspera y tranquila, supuso un atractivo para los vándalos, pueblo bárbaro del norte de Europa, siendo invadida en el 425. Mientras, la península Ibérica estaba bajo el reinado bizantino.
La Edad Media da sus primeros pasos en Ibiza con el reinado del caudillo vándalo Genserico, cuyos dominios se extendían por gran parte de los territorios del Mediterráneo.
En esta época, año 425, se constituye el Obispado en Ibiza, aunque la evangelización se había hecho quizás dos siglos antes. Aunque el dominio vándalo duró hasta el siglo VI, no ha quedado ningún rasgo destacado en la sociedad pitiusa.
A la invasión vándala siguió la ocupación bizantina, en el año 535 las islas pertenecían al imperio de Justiniano I.
Con los bizantinos Ibiza obtiene su recuperación económica, con la mejora del sistema de regadío y la repoblación del campo; el sistema administrativo siguió siendo independiente aunque tributando al imperio.

YEBISAH
En el siglo VIII se produjeron las primeras incursiones árabes en la península Ibérica, arrasando el imperio visigótico. El Islam se fue expandiendo por gran parte del territorio.
Mientras, en Ibiza continuaba el dominio bizantino, aunque permitiendo un contacto comercial de piratería agarena en sus puertos, y tras casi 200 años, en el 902, las islas pasaron a ser dominio del califato de Córdoba, en 1031 éste se desmembró y Ebusus pasó a llamarse Yebisah cuando formó parte del reinado árabe de Denia.
Fue una época de esplendor para Ibiza. Los árabes convirtieron la ciudad en una fortaleza con tres recintos concéntricos amurallados.
El comercio alcanzó su auge en las transacciones con el norte de Africa, Ibiza exportaba madera, sal, etc. ; mantenía contacto con Barcelona, y en sus costas faenaban los piratas isleños.
En cuanto al desarrollo interior hay que destacar la creación de las feixas (acequias) que impulsó la agricultura.
De los trescientos años de dominio árabe quedan topónimos ( Benimussa, Benirras, etc.), folclore, arquitectura ( la torre del homenaje, Sa Portella).
La cultura de Ibiza se enriqueció. Los marinos y guerreros convivían con los artistas, poetas y músicos llenaban los momentos de ocio de los más ricos.

EIVISSA
En el siglo XIII, Jaime I decidió que las Baleares dejarían de ser nidos de piratas sarracenos y ser anexionadas al reino catalanoaragonés.
Ibiza es conquistada por el arzobispo de Tarragona Guillen de Mongri en 1235.
Los nuevos conquistadores impusieron su lengua (catalán), sus leyes e instituciones. Vinieron gentes de todas las ciudades catalanas aumentando así la población de la isla.
La Corona de Aragón concedió a los repobladores e isleños, los derechos de libertad de comercio en todo el Mediterráneo, exclusión del servicio militar y la exención de algunos impuestos, facilitando así la vida en la isla.
En 1276 Ibiza pasa a depender de Mallorca.
En 1299 para controlar el desequilibrio entre la capital, con la mayoría de la población, y los pueblos empobrecidos, el rey mallorquín Jaime II crea la Universitat (Ayuntamiento) como sistema de autogobierno, estaba constituida por el Consejo General, que se reunía una vez al año o por motivos graves, y por el Consejo Secreto dedicado a los asuntos cotidianos. Este estaba formado por delegados de diferentes estamentos locales: Mano Mayor (nobles y caballeros); Mano Menor (marineros, comerciantes y artesanos) y Mano Foránea (campesinos).
En 1392 la población se redujo a 500 familias por la abusiva explotación de los recursos naturales, además, la opresión del turco obligó la creación de un cuerpo armado, la "Milicia Ibicenca", los comerciantes transforman sus barcos en navíos corsarios. En 1353 Jaime III de Mallorca da patente de corso a una escuadra ibicenca que se dedica a la captura en la costa africana del infiel, para el trabajo, como esclavos, en el campo ibicenco.

EL AVE FENIX
Los siglos XIV y XV fueron nefastos para los ibicencos, sobre todo para los campesinos; los impuestos de los propietarios, la sequía, las incursiones del africano y para rematar la peste de 1652, dieron al traste con la boyante economía de la isla.
En el siglo XVIII, tras la guerra de Secesión, Castilla se impone sobre Cataluña y Aragón. Ibiza pierde sus fueros.
Hacia 1828 desaparece la patente de corso por ley, y los dueños de los barcos inician una nueva vida dedicándose al comercio y al transporte de pasajeros con líneas regulares.
Ibiza pierde Las Salinas como bien comunal cuando el estado les vende a un particular, en 1871, por 1.600.000 ptas. y con ello una importante fuente de ingresos. Empieza una época de emigración de la clase rural en busca de oportunidades que la isla no ofrece.
En 1930 se inicia lo que será luego el fenómeno turístico. Aparecen los primeros hoteles por las costas ibicencas y con ellos los primeros clientes adinerados, y también intelectuales. Es un respiro a la economía ibicenca, pero llega la guerra civil y con esta se desatan odios y rencores mantenidos durante siglos. A la anarquía de los oprimidos le sigue la metódica carnicería de los vencedores.
En los años 50 del siglo XX Ibiza vuelve a resurgir, primero como refugio hippy y después como el centro turístico más importante del Mediterráneo.
Hoy, en la primera década del 2000, es el destino de todos aquellos que buscan la libertad del sol y de la luz.
Aun siendo Ibiza un lugar de tradiciones y costumbres, desarrolló a lo largo de su historia un gran sentido práctico.
Si has leído esta historia entenderás aquello de "Una vela a Dios y otra al Diablo".


// publicidad





subir     imprimir página
 
inicio
reserva billetes
vuelos
agencias de viajes
alquiler coches
Casas lujo
Agroturismo
apartamentos
hostales
aparthoteles
Hoteles * * *
Hoteles * *
Hoteles *
Hoteles * * * *
Hoteles * * * * *
RESERVAS ONLINE
internet
compras
construcción
náutica
inmobiliaria
ocio
restaurantes
servicios
TURISMO
 

    // publicidad




   

    . Enlaces Ibiza
    . Enviar postales
    . Mapa web
    . Meteorología
    . Agregar a favoritos
    . Configurar pág. de inicio
    . Recomendar a un amigo


    . guía comercial
    . guía turística
    . galeria fotos
    . mapa de la isla de ibiza
    . ofertas - noticias
    . foro de debate
    . agenda
Ibiza. Eivissa © 2015 Mediterrània Networks, S.L. | aviso legal | publicidad | contacto | info